.

LA COMUNICACIÓN DE LA EMPRESA NO ES HACER PRENSA (solamente)


Existe una confusión sobre lo que realmente es la comunicación de la empresa.  Hay quienes creen que se trata de la "colocación" de noticias que hablen bien y bonito de la organización en los periódicos.  Y está bien, ¿quién no quisiera eso? La noticia que habla bonito, cuando no se logra, se compra.  En todos los medios hay venta de secciones de publirreportajes y uno puede hablar mil maravillas.  Pero esa 'meta' no es tras la cual está el comunicador estratégico.

El comunicador busca la incidencia -y cambios en conocimientos, actitudes y prácticas- en los públicos de interés de la organización para generar o mantener un status quo que le permita a la entidad desarrollar su misión y lograr su visión.  El comunicador busca generar alianzas con esos públicos y, a veces, por el bien común (incluido el bienestar del negocio), busca generar sinergias.

Hacer prensa ayuda solo en la medida en que apoye la meta descrita. Es decir, es parte del proceso, es un medio. No es el fin de la comunicación empresarial.

En mayo, Semana Económica hizo pública una entrevista a Johan Leuridan, decano de comunicaciones de la Universidad San Martín, a propósito de la realización del IPRA 2010 en Lima, quien comentó que "la principal función de las relaciones públicas [antiguo nombre de la comunicación corporativa o traducción del nombre actual en países anglosajones] no es la de un agente de prensa".

A continuación, vea lo que responde Leuridan sobre las debilidades de las relaciones públicas en el Perú. (clic en la imagen para agrandar)


--