.

LA IMAGEN CORPORATIVA EN ACCIÓN



¿Cómo ayuda la imagen corporativa a la empresa?

A continuación se presentan, desde el punto de vista de la administración, algunas de las ventajas de gestionar el tema de la imagen corporativa:


Existir (en las mentes de quienes conforman) en el mercado

Le permite a la empresa “ocupar” un espacio en las mentes de sus públicos y existirá. En los mercados tan cambiantes de de hoy, el hecho de resultar “familiar” significará una ventaja para la empresa para hacer negocios, vender sus productos y servicios, solicitar financiamientos y créditos, etc.


Diferenciación frente a la competencia

El ocupar un espacio en las mentes de sus públicos no es la única condición para que se elija a dicha empresa y sus productos. La empresa debe ser “diferente” de las demás, es decir tener un valor diferencial que aporte e incline la balanza a su favor y a sus productos.


Poder de negociación

Cuando la empresa es re-conocida, le permite tener un alto poder de negociación frente a los distribuidores pues sus productos le serán demandados por los clientes.


Márgenes de utilidad

Mejorar los márgenes de utilidad por producto, pues los clientes pagarían un “extra” por la marca como garantía de calidad superior frente a sus competidores, cuando se utiliza la estrategia comercial de diferenciación.


Atraer inversionistas y aliados estratégicos

Convencer a potenciales inversores de aportar capital pues la empresa es conocida (existe) y mejor aún si es una buena empresa y se tiene una imagen positiva (es decir, bien gestionada) se atraerán a los inversionistas de mejor manera que otras empresas. Esto también facilita las alianzas estratégicas.


Atraer mejores profesionales

Atraer a los mejores profesionales del sector, pues las empresas que son mejor percibidas son un campo de aspiración profesional.


Lealtad a la marca

Permite reducir los índices de deserción de clientes y facilita el lanzamiento de nuevos productos y penetración en nuevos mercados. Ayuda a consolidar las barreras de entrada al mercado de potenciales competidoresa.


Defensa frente a amenazas del entorno
 
El gestionar la imagen permite conocer el entorno, la anticipación de problemas que pudieran darse y manejar alternativas de solución. ¿Quién no quisiera trabajar en donde se hacen las cosas bien?

Es la principal defensa frente a las situaciones de crisis, cuando los medios de comunicación llaman la atención de la opinión pública sobre la empresa cuando algo que ha ocurrido en ella afecta a sus stakeholders.


Transformación de las amenazas del entorno

Lo usual es que cuando una empresa inicia sus operaciones en el mercado, ésta ya hizo su evaluación del entorno y planificó cómo hacerle frente. Sin embargo, al estar el mundo en movimiento y se cada vez más dinámico, las amenazas, pueden surgir en cualquier momento.

Las amenazas de carácter social pueden ser “trabajadas” con la comunicación estratégica para que ellas no se conviertan en problemas reales que puedan interrumpir las actividades empresariales.

En estos tiempos de dura competencia y transformación, las empresas, por su supervivencia, ya no pueden darse el lujo de solo preocuparse por lo que ocurre dentro de ellas sino también de su entorno.
 
...y hay más!