.

Peor que hablen mal de ti es que no hablen de ti...


Caso Susy Díaz

Durante su campaña electoral al congreso, Susy Díaz decía que no le importaba que hablen bien o mal de ella, lo que le interesaba era que hablaran. Y claro, estaba en campaña y cómo podemos suponer: una persona le agrada a algunas y a otras no. Esto aseguraba que ella esté presente en ambos grupos. No importaba que esté en aquellos que no le agradaban mientras esté presente en el otro grupo... Total, electores hay muchos... comentó un profesor de comunicaciones que conocí en la Universidad de Lima.

Esa puede ser una estrategia discutible, pero que finalmente dio resultado y Susy Díaz fue congresista.


No obstante, hoy, ella ya no está ni aquí ni allá... y al final ella sigue teniendo el posicionamiento que trabajó en aquella campaña electoral... me pregunto: y ahora, ese posicionamiento ¿para qué le sirve? ...no tengo la respuesta.

La frase que decía esta ex congresista (variada con el "bien o mal", por supuesto), originalmente proviene de Oscar Wilde. Él decía: "Que hablen mal de uno es espantoso; pero hay algo peor: que no hablen".


Caso Paolo Guerrero y Magaly Medina




Magaly Medina, desde la opinión de Paolo Guerrero, habló muy mal de él y lo perjudicó. En este caso, el hablar mal no solo le arruinó negocios y contratos al futbolista sino que le creó una mala fama.

Y cómo ya sabemos todos, el 17 de octubre, el Poder Judicial sentenció a Magaly Medina por difamación... sin embargo, al futbolista ya se le hizo el daño.


Moraleja 1

Tome acción y construya públicamente una marca fuerte y con rasgos positivos.  Recuerde el capítulo 22 del libro de los proverbios: "De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama más que la plata y el oro." 

No espere a que otro llegue y diga lo que su marca no es a sus públicos.


Moraleja 2

Oscar Wilde decía: "Que hablen mal de uno es espantoso; pero hay algo peor: que no hablen" ...nuestra interpretación es que es necesario hacerse notar (tener notoriedad) en los públicos para tener vigencia y, con ella, crear y matener el posicionamiento (imagen) que se desea, aquél que permite hacer negocios y lograr objetivos sin perder de vista el largo plazo.

---